Imagina un pozo petrolero a la mitad del Santuario de la Mariposa Monarca o en medio de las playas de Cabo Pulmo. Por extraño que parezca, el Congreso mexicano está abriendo esa posibilidad con las leyes secundarias de la reforma energética que actualmente se discuten, pues además de ignorar las energías renovables permitirían la extracción de hidrocarburos, incluso con técnicas como el fracking, en Áreas Naturales Protegidas.

¿Estarías dispuesto a perder nuestra gran riqueza natural por la adicción al petróleo?

Aprovechemos el potencial que México tiene, para alcanzar la meta del 35% de participación de energía renovable para 2024 y hagamos que las leyes reflejen nuestro compromiso por el medio ambiente.

Muéstrale al Congreso tu decisión y únete a la acción.

¡Queremos ecosistemas sanos y un futuro sustentable, no pozos petroleros, fracking, ni energía nuclear en ellos!
#CambiemosMéxico

Envía la carta

Nombre: *   
Apellidos: * 
Email: *       
Teléfono:    
Celular:      
Estado: *    

Estimado/a legislador/a:

México se encuentra en un momento decisivo en el que puede y debe dar paso a las energías renovables con justicia social para sustituir a los hidrocarburos, incluyendo el fracking. Con ello, no sólo cambiaremos la forma en la que concebimos la energía, sino que, además reducimos los impactos del cambio climático.

Estos impactos, además de poner en riesgo a nuestro país, ponen en riesgo al planeta entero. Por eso es necesario que las leyes secundarias de la reforma energética, que actualmente usted está discutiendo, incluyan las fuentes provenientes de recursos ilimitados como el sol y el viento con el fin de alcanzar la meta del 35 por ciento de energía eléctrica generada de esta manera para el 2024. Por otro lado, es fundamental que usted sepa que la energía nuclear no debe ni puede ser considerada como renovable, ni mucho menos limpia, nuestro país no necesita este tipo de energía sucia y peligrosa.

También debe recordar que México se caracteriza por ser un país con vastos recursos naturales, tiene el segundo lugar en número de ecosistemas y el cuarto en número de especies que habitan en ellos y es fundamental mantenerlos libres de peligro; sin embargo, la reforma energética da prioridad a la industria de los hidrocarburos, incluso por encima de Nuestras Áreas Naturales Protegidas, sin importar los impactos que el peligroso sector de los combustibles fósiles pueda tener sobre lugares como Holbox, Cabo Pulmo, la Selva Lacandona, por mencionar algunos.

En sus manos está llevar a México hacia un futuro sustentable y favorecer la inclusión de las energías renovables en las leyes secundarias de la reforma energética, garantizando que la legislación refleje su compromiso con las Aéreas Naturales Protegidas, para que permanezcan realmente a salvo.

¡Juntos #CambiemosMéxico!